Homenaje a las gaviotas. Lirismo buscando notas. (¿Un diez, por favor?).

Reflexiones "de altos vuelos" en diez sonetillos excogitables




EMBLEMA, BANDERA, Y LEMA…
Hay aves, que son emblema,
escudo, y también bandera,
de raza y familia entera;
de forma de ser, y lema…

La pareja, es el esquema,
del género, y su manera,
nos dice en forma certera,
cómo son, en su sistema.

Por ejemplo, las gaviotas,
son aves, no sólo osadas,
sino incluso carotas;

sinvergüenzas descaradas,..
Y en esto de ser así,
¡les viene ya, porque sí!…



GAVIOTADA.
De suyo, “de altos vuelos”
y de natural, rastreros,
son bicho malos, rateros,
con atávicos recelos…

Les vienen de los abuelos,
por ADN, fulleros,
amigos de retorteros,
de robar en tierra y cielos…

Son tales bichos terribles,
las gaviotas, aves esas,
de costumbres tan horribles

cual robar a otras, sus presas…
Sea en pareja, o en bandada,
¡menuda, la gaviotada!...




DE GAVIOTAS VA LA COSA…
Las gaviotas del pe, pe.
vistas ahora, con lupa,
resulta que son de aúpa;
¡de aúpa y más, mire usté!...

Por mismo lo que se ve,
bajo sus alas se agrupa,
una familia muy cuca,
experta en hacer parné.

Resultan, pues, las gaviotas,
las dos, o cuantas ser puedan;
aves que son manirrotas,

y que al ser rapaces, medran…
¡Menudos pájaros, ¡eh!,
los pájaros del pe, pe!…




GAVIOTEAR…
Gaviotear, ahora mismo,
es moda de actualidad,
pues no hay pueblo, ni ciudad,
que no tenga gaviotismo…

Por genético atavismo,
y a cualquier posible edad,
las gaviotas, sin piedad,
saquean, sin altruismo.

Buscan comer y comer,
sin importarles, en nada,
que otras no tengan, siquier,

para una mala bocada…
Las gaviotas, por herencia,
¡son aves, de delincuencia!...






¡GAVIOTAS!...
Las gaviotas, ya sabemos,
que en todo el aire español,
mantienen todo el control,
miremos, donde miremos…

Y como bien entendemos,
son todas del mismo rol,
y son igual, bajo el Sol,
de instintos bajos, y extremos…

De olfato de oler podrido,
y a lo podre, acostumbrado,
donde hay podredumbre han ido,

y allí se han asentado…
¡Mirad!: ¡Que donde hay gaviotas,
sólo ellas se ponen las botas!...





DEL NIDO GAVIOTERO…
El nido de las gaviotas,
siempre está lleno de mierda,
la cual allí se conserva,
en sucesivas “compotas”…

Por estar en “altas cotas”,
esta basura tan cerda,
ni el viento mismo se acuerda,
de bajarla, y no la notas…

Más, si alguien revolviera,
tales montones inmundos,
¡cuánta inmundicia pudiera

hallarse allí, en segundos!...
Más, ¡por narices!, ¡¿quién osa,
hacer semejante cosa?!...




¡QUE NO SON LOS
REYES MAGOS, CARAMBA!…
Rozando una Puta Pe,
vi una gaviota, volando,
y otra, que adelantando,
ya por delante, se ve…

Volando, las observé,
no sé yo, si “planeando”,
o alguna cosa tramando,
al ser aves de mala fe…

Por rumbo, venir, venían,
de derechas, mismamente,
y hacia la izquierda, tenían,

el pico, duro e hiriente…
De la derecha, venían,
¡más, no mismo, del Oriente!...




DE “ALTOS VUELOS”…
Las gaviotas, esos bichos,
que vuelan, por lo normal,
“muy alto”, de habitual,
tienen también sus caprichos…

Quieren ocupar nichos,
donde poner, cada cual,
como un despacho normal,
y sentirse menos bichos…

En todo “meten el pico”
(que allí tienen, la nariz)
y todo les huele “rico”

pues es así, su cariz…
“¡Despachan”, pues a su gusto,
y en nada tienen disgusto!…






¡MENUDOS BICHOS!...
Por raza y puro atavismo,
resulta que la gaviota,
se lleva máxima nota
en eso del “rapiñismo”

Rateras, sin altruismo
son aves “de alta cota”
de “caballo, rey y sota”;
versadas en tahúr-ismo…

Todo posible bocado,
que alible sea, por ser,
que nadie pierda cuidado

que el pico allí han meter…
¡Todo lo lleven, volando,
y por costumbre, robando!...




DE ALTOS VUELOS…
Las gaviotas, ya es sabido
que aunque anden por los suelos
son aves de “altos vuelos”
y escandalosos ruidos…

Más no saben de despidos,
y siempre mantienen duelos
amenazas y señuelos
tal cual hacen los bandidos…

Por andar por las alturas
miran mal a los demás
les “graznan” con sus ricuras

y se ríen, además…
¡Son aves malas, muy malas,
Porque tienen, “muchas alas!”…






VOLVER