El verso inteligente... (3 de mayo de 2013)

Reflexiones "versadas" en la opinión de la gente....


PUES
LA COSA, ES ASÍ:
En una gran cofradía,
de líderes nacionales,
mismo, de sus grandes males,
nadie paliarlos, sabía.

Cual los ratones, que un día,
se reunieron, a raudales,
y fracasaron, totales,
era este ambiente, el que había…

Pero iban, de vez en cuando,
y así, de paso, comían,
“cual si fuese, trabajando”,

que es como, decir, decían…
¿Qué quién paga las comidas?:
Yo, tú, él… ¿Es que lo olvidas?...



¡CARÁCTER
COCINERO!...
Se dice de una mujer,
que marimandona, ella,
a los hombres, los “estrella”,
por las “claras”, su poder…

Por el mango, a buen tener,
cual cocinera doncella,
la sartén tiene, y su huella,
es freír bien, ¡y a placer!...

¡Y cómo, el cotarro, manda,
con eso de la sartén!:
Pone firmes, a una panda

de otros seres, fetén…
Y dice, a viejos y a nuevos:
“¡Para estrellar, ¿hay más huevos?!"



¡CUADRANDO!…
Con amachado ademán,
una mujer, muy mandona,
obliga, manda, alecciona,
cual mariscal, alemán…

Habiendo tanto patán,
y siendo ella “barona”,
esta mujer, acojona,
por como impone su plan…

Con gesto mismo, de cuadro,
(por lo que cuadra al asunto)
y cuadrándole el cotarro,

a todos cuadra, en conjunto,
y mismo los pone al carro…
¡Vamos!: ¡Qué ella manda, ¡y punto!!...



¡LO TIENE!...
Farsida de alma y cuerpo,
febrida, por su tersura,
aunque gris, en donosura,
inflige, inflexible, un cerco.

De espíritu pando y terco,
mariparda, sin mesura,
sólo a su bien, procura,
con un instinto, algo puerco…

¿A qué se debe el consenso,
de un contubernio, oscuro,
al que todos dan asenso,

aún no viendo futuro?...
¿Por qué manda una mujer?:
¡¡Tiene “lo que hay que tener”!!...



¡SABER DE PELOTAS!...
Es mujer, mismo escaldrida,
algo amachada, y “barona”,
ligeramente jamona,
que a todos pone a medida…

Equilibre, y bien parida,
más tosca, como persona,
ella manda y otro las toma,
tal cual las da. ¡No hay salida!...

¿Qué tendrá esta mujer,
que mete goles, ambute,
(una mirada, es un chute)

y no deja de meter?...
¡Siempre se pone las botas!:
¡¡Cuánto sabe, de pelotas!!...



¿INVOLUCIÓN GENÉTICA?...
La mujer, (que no es muy mala)
Manda y ordena, en Europa,
Y son, los demás, la tropa,
Y ella es la generala…

Ella dice; el resto, calla,
y nadie abre la boca,
y hasta ponen, cuando toca,
la rezaga “en plan batalla”…

¿Qué fue, (por decir alguno)
de aquel ibérico macho…
¡o del vikingo, o el celtuno,

todos hombres de mostacho?...
¡¿Se afeminaron los mendas,
o se amacharon, las hembras?!... ¿…?



¿SOLUCIÓN?... ¿…?
Sobre la histórica Hispania,
país de íberos machos;
sobre los pueblos gabachos,
y otros, manda Alemania…

Italia, Grecia… ¡qué infamia!,
a estos, y más, tan anchos,
les ponen garfios y ganchos,
sin freno, y con vesania…

Me retrotraigo a la historia,
porque leyendo, averiguo,
que hay escrita una memoria:

Lo dijo Catón, Antiguo,
cuando pasaba un mal trago:
Así: "¡¡Delenda est, Carthago!!"...



¿PARLAMENTAR?...
Hay tanto burro en la vida,
gobernando la de otros,
que hasta incluso, desde potros,
llevan tal cosa aprendida.

Burros padres, enseguida,
enseñan, unos a otros,
por mayoría de votos,
a manejarse, sin brida…

Y así, andan los burros, sueltos,
parlando, con sus acentos,
en los sitios más seguros,

que se llaman Parlamentos…
(¡¡¿Qué será parlamentar,
sino sólo rebuznar?!!…)



¿COBRAR,
SÓLO, POR HABLAR?...
Pensemos, por un instante:
La palabra “Parlamento”
es llana: No tiene acento,
y no es de agudo, causante..

Quien lo crea interesante,
si piensa sólo un momento,
verá que no hay argumento,
si se cobra, por ser parlante…

Pues el caso, es figurar;
decir algo, lo que sea;
llenar el tiempo en hablar;

tener más bien verborrea…
¡¡Hasta un burro, al rebuznar,
haría igual, tal tarea!!...





VOLVER