De versos, yendo el asunto, aclaremos la cuestión, ¡y punto! 29 agosto 2015

Filosofaciones sobre los tipos de verbos y sus acciones, en plan didactico-popular...



Los verbos, como ya todos sabemos desde la escuela, son palabras que denotan, acción. Sobre todo, dinámica, movimiento; pero también reposo, inmovilidad; y entremedias de ambas cosas (dinámica y estática) pues aquello otro de "mediodinámicas", y sus fracciones todas, como "cuartodinámicas", "octavodinámicas" etc., o bien "medioestáticas", como "décimosestáticas", "milésimoestáticas", también etc, por solamente decir algunas de las posibles fracciones de tales verbos y tiempos verbales aplicados a la cosa coloquial, y ya no digamos lo que ello permite expresar y explicar en las cosas de las ciencias, la industria y la investigación en general…

La verdad es que la RAE, en el Libro Ejemplar del Patrio y Correcto Idioma Nacional Español (también llamado LEPCINE en corto y abreviado) que es, por otras siglas, el DRAE, no nos trae las definiciones técnicas ni las coloquiales en el lenguaje explicativo más simple y menos técnico que serian convenientes para instruir al hombre menos docto en tales materias, cuando necesitase aclarar algún concepto, o saber de manera clara, simple y amena , una palabra y su significado; cosas estas que serían completamente necesarias, como por ejemplo, (ya que estamos ahora tratando de ello), para el buen entendimiento de qué tipos verbos hay y como se definen, para que aquellos que no son técnicos en el lenguaje, por no ser ni gramáticos, ni académicos, ni seres altamente leídos por motivos que no vamos a pararnos a exponer, pudieran entenderlo sin más, claro, bien y correcto…

Pero lo cierto es que no es así, y sin embargo debería, el LEPCINE (el Libro Ejemplar del Patrio y Correcto Idioma Nacional Español, por otras siglas, el DRAE) para el bien del idioma, la educación del españolparlante patrio, el buen saber del hispanoparlante no nacional, y también el buen conocer del correcto lenguaje popular, en descripción académica, por esta causa acabada de exponer, de haberle hecho cabida, espacio y lugar, para precisamente esas definiciones menos técnicas y de alto expresar, pero no menos "académicas" en su corrección significativa, puestas para la educación, instrucción y aprendizaje del idioma, de los no tan doctos ni sabios, ni leídos, que es lo que debe de hacer un buen LEPCINE que se precie como Libro Nacional del Idioma, que es, (en más abreviado, o LNI) precisamente, el DRAE…

Así que, para que esta labor didáctica educativa para el pueblo en general y, sobre todo para aquellos menos alumbrados en sus entendederas por ser menos dados a la lectura, pongámoselo fácil para que, para una vez que lean, entiendan lo que leen y, de paso se eduquen, aprendan y conlleven lo que lean a otros de sus compañeros, al darles así motivo de quedar por listos y entendidos, lo que provoca prurito de saber, y este vuelve a dar más de lo mismo, y de nuevo, el "más de lo mismo" vuelve otra vez (es decir "revuelve") en dar otra vez de ídem y así sucesivamente; por lo cual, si mantenemos el interés de los lectores nacionales, en poco años todos nuestros conciudadanos nacionales, los visitantes, los residentes y los emigrantes permanentes, acabarán por ser expertos en el idioma y podremos ser seguidamente la nación más entendida del mundo mundial, ¡¡y ahorrando!! Es decir sin que la mayoría de los españoles y habitantes en general de la Península y sus Islas todas, tengan que pasarse por institutos y universidades para poder entenderse técnicamente de manera sencilla, práctica y, por encima de todo, divertida…

¡Pues eso!: Que desde aquí, propugno el asunto de incluir en el LEPCINE (el Libro Ejemplar del Patrio y Correcto Idioma Nacional Español) o por otras siglas el DRAE, para la siguiente Edición Corregida y Aumentada, cuando corresponda, esta nueva manera de presentar las acepciones todas. Pero, para la cosa de la presentación del tipo de verbos que tenemos en el idioma Español Peninsular Ibérico e Islas Periféricas del Reino, avanzo un ejemplo de cómo la cosa debería más o menos ser, para dárselo al menos "algo" mascado a los "reales académicos" a fin de que les sea más fácil y menos oneroso pensar tanto como piensan y se fatiguen menos si ya tienen algo de lo que partir para dedicar sus mentes a ello.

Las entradas que se propugnan, ya bien pensadas todas ellas y debidamente ejemplarizadas en su construcción gramatical didáctica para el fin que se propugna también como educativo fácil, se colocan a continuación por su debido orden alfabétioco para que así tampoco nuestros "reales académicos" tengan que consumir su precioso tiempo ni siquiera en ello, y todo les resulte más fácil, llevadero y cómodo.

¡Ah! Y pueden modificar, de lo que ya se adjunta para facilitar la labor, lo que crean más conveniente si con ello se va a entender mejor el asunto, y los españoles lo vamos tambien a entender más fácilmente….

Pues, la cosa, va así, precisamente, en el asunto de cómo presentar los tipos de verbos, en algunos ejemplos gráficos, pedagógicos, prácticos, didácticos, sintácticos y otros posibles “acticos” que haber pudiera que, como decimos los gallegos, "haberlos, haylos". Asi que, estos son:


VERBO DEFECTIVO. Dícese del verbo que en cualquiera de sus tiempos y personas, denota falta, menoscabo, perdida. Ejemplos: "¡Me han robado!" "¡Sísale!" "¡Quítale!" "¡Sustráele!" "¡Tímale!"

VERBO DEPONENTE. Dícese del verbo cagar.

VERBO DETERMINADO. También llamado "verbo de acabado", y que en cualquiera de sus tiempos verbales indica fin, término o último desenlace, y que a veces, además de ser "de terminado", es "determinante": Por ejemplo: "¡Vete!" "¡Sal!" "¡Acaba!" "¡Termina!" "¡Desaparece!" "¡Detente!" "¡Déjalo!" "¡Para!", etc….

VERBO INTRANSITIVO. Verbo que se usa cuando el vehículo está parado, o cuando uno mismo está en reposo. Por ejemplo. "¡Estamos parados en Ponferrada!" (En este caso no hace falta ni mencionar el tren). "¡Acabo de entrar en el avión!" (Aquí se sobreentiende que el avión aún no ha despejado en este momento). "¡El AVE no arranca hasta las ocho!" (Tampoco aquí hace falta decir que el AVE no es una cigüeña que va a llevar al hijo de alguien, desde París…)

VERBO PASIVO. Dícese de cualquier verbo que usa uno cuando va a pie y de paso. Por ejemplo: "¡Paso, que voy!" "¡Voy de prisa"! "¡Ando corriendo!"... (Si va en un vehículo, entonces o usa VERBOS TRANSITIVOS o bien VERBOS INTRANSITIVOS, según que el vehículo, en ese momento esté en marcha o esté parado. Véanse)

VERBO PREDICATIVO. Dícese de todos los verbos que el cura dice en sus prédicas y sermones pulpitulares los domingos y fiestas de guardar, por lo menos…

VERBO REFLEJO o REFLEXIVO. Dícese de todo verbo dicho ante un espejo. También se dice de todo verbo que tiene eco en algún paraje donde lo haya y repita los verbos dichos…

VERBO SEMIDEPONENTE. Verbo medio cagado…

VERBO TERCIOPERSONAL. Verbo usado para hablar, describir o referirse exclusivamente a cualquiera de las tres partes del cuerpo humano o de sus componentes mismos: Cabeza, tronco o extremidades. Por ejemplo: "¡Narices!"; "¡Pies, para que os quiero!" "¡Me late el corazón en el pecho!"

VERBO TRANSITIVO. Dícese de cualquier verbo que se use mientras se circula en coche, tren, avión etc. Ejemplos: "¡Llegaré en el tren de las once!" "¡Vuelo ahora mismo hacia ahí!" "¡Salgo en bicicleta ahora mismo!" "¡La bruja va montada en la escoba!"... También de aquellos que uno usa cuando va andando, si bien para estos casos resultan mejor los llamados VERBOS PASIVOS…. (¡No; no!: Aunque hay los VERBOS TRANSITIVOS, no hay ningún VERBO TRANSISTOR, pues ahora las radios y demás aparatos electrónicos no funcionan con ningún verbo de este tipo...)



Y etc., etc., etc.…




Xosé Gago.
Derechos reservados



VOLVER